El tarot y sus cartas no tienen una lectura definida, depende de la distribución de la baraja y de la precepción que de la distribución tenga quien realiza la interpretación y de los fundamentos y conocimientos de esa persona, elementos que no han cambiado muy a pesar de la evolución histórica que ha tenido desde su aparición hace ya muchos siglos, hasta nuestros días.

Esta interpretación no se debe calificar de buena, mala o perjudicial hacia la persona a quien le realizan la lectura de las cartas del tarot, pero sin duda, la experiencia y el alto nivel de conocimiento sobre las barajas que tenga el llamado tarotista sin lugar a dudas tendrá un peso significativo en lo que se desprenda de la lectura que se haga. 

Las barajas que conforman el tarot en la actualidad, no ha variado mucho desde aquel primero que salió en Italia en el siglo XVI, pues el objetivo es, desde entonces conocer las particularidades del  individuo que de manera voluntaria se somete a esta acción, llena de espiritualidad equilibrio y por sobre todas las cosas mucha energía. 

La terminología

En la lectura de las cartas, los mejores tarotistas manejan una serie de términos que trataremos de explicar para que quede un poco más claro cada situación planteada por la baraja y a su vez, se conozca a que se están refiriendo cuando realizan tal acción tan especial, como lo hacer la lectura adecuada del tarot.

En ese sentido existen dos elementos fundamentales, los Arcanos Mayores manifestados en 22 cartas,  reflejan el alto nivel de espiritualidad que pueda experimentar quien asiste a la consulta en relación a los caminos de la vida misma e incluso mucho más allá de ella, dando fuerza a ese espíritu para que aflore en cada acción a emprender. 

Los Arcanos Menores, están distribuidos en 58 figuras, de las barajas del tarot y  que tienen que ver con las acciones que se tienen que sobrellevar este mundo, y como quien recibe la lectura puede actuar sobre estas para que pueda influir positivamente en su accionar diario, sin que este afecte su paz espiritual. 

Es importante destacar que Arcanos es un término sacado del latín el cual quieren decir secretos o misterios, estos pueden ser descifrados en la lectura y son interpretados según el nivel del tarotista y por supuesto desprender de allí un criterio mucho más sólido de las situaciones vividas o por vivir de quien asiste a la consulta. 

Por ejemplo en el Tarot Gitano Cada carta y los personajes allí plasmados,  son la representación gráfica de la creación del mundo en todas sus facetas, desde el comienzo propiamente dicho, y también escenifica el desarrollo de la vida misma, todo esto a través del cosmos, destacando que ese cosmos es único de cada consultante que acude a la cita.

Las lecturas que se hacen del tarot son fundamentalmente representaciones de la vida misma de quien asiste a que un experimentado tarotista realice la actividad, usualmente refleja también claves de la vida humana y sus misterios relacionados con la vida y la muerte, o también con dificultades de carácter ético o moral que se puedan estar cargando en la conciencia.