El incendio desbordado y devorador ocurrido en Australia, como también lo llamaron el mega incendio de Australia, produce que el humo llegue a Argentina. La organización meteorológica mundial afirmó que, en los países afectados, se podría dar cambios de 360° a las condiciones actuales debido al humo causado.

Este humo del incendio sin control en Australia, recorrió enormes distancias como los 12,000 km que se separa Australia de Argentina. Las nubes alcanzaron una altura tan grande, que son las que no permitieron que el humo tocará tierra, sino que quedará suspendido.

 Fenómeno natural producido por los conocidos tornados de fuego, agravaron la situación en Australia, produciendo que con la brisa viajando del oeste hacia el este, desplazara chispas en el aire tan calientes que causaron incendios en las regiones cercanas.

Y así iban abarcando más regiones tocando tierras argentinas. La buena noticia de los expertos meteorológicos fue que no eran humos dañinos para la salud, ni de los seres humanos ni para los animales. 

Sin embargo, se alertó la población más vulnerable como son: los niños, las mujeres embarazadas y los ancianos. Los cuales podrían presentar algún impacto en la salud, como cuadros de enfermedades respiratorias y cardiacas.

Y en la parte climática como tal, por verse tan cerca el humo, a pesar de la gran altura de más o menos 5 kilómetros de alto, se iba a producir cambios en las condiciones climáticas, de igual manera aseguraron que estos cambios eran notables en el cielo.

Provocando que éste se viera en los atardeceres mucho más opacos que de costumbre, cambiando su color naranja a uno más fuerte. Fenómeno que no se descarta ser observado y estar de igual manera muy pendientes, de que se provocarán cambios bruscos sin ser detectados.