Actualmente un grupo de investigadores pertenecientes a la medicina, están realizando estudios y a la vez desarrollando un dispositivo que utiliza la luz ultravioleta para medir los niveles de estrés, este dispositivo lleva por nombre Biosensor.

Un biosensor es un dispositivo que mediante un transductor puede detectar un componente químico y/o biológico como: la saliva, la sangre, la orina o el sudor del ser humano, y mediante estos, se puede revelar cuantitativamente el nivel de estrés en una persona.

El biosensor permite este estudio, mediante una señal eléctrica, que trasmite el transductor; gracias sus componentes, que son: uno biológico que actúa como sensor y otro electrónico que capta y transmite la señal.

Los investigadores de este tema se encuentran en la universidad de Cincinnati en Estados Unidos, donde explican que el biosensor tiene como función evaluar la absorción óptica de los biomarcadores de las muestras tomadas, independientemente de la que sea para arrojar un resultado acerca de los niveles de estrés.

 En los estudios también se ha determinado que es posible que este dispositivo, no suministre toda la información, pero si asegura que la señal eléctrica va a indicar la necesidad que el paciente requiera de acudir a un profesional.

Lo que hace más interesante y comercial a este biosensor, es que puede ser utilizado o realizarse las pruebas en casa, con esto se busca primordialmente que las personas se hagan estas pruebas con mayor facilidad, comodidad y confianza de forma preventiva. 

Así mismo, no se busca quitarles el lugar ni la importancia a los exámenes o análisis de sangre, realizados por especialistas en los laboratorios médicos, solo que; si la persona se siente mal, puede realizarse un análisis para saber o conocer su condición de salud, y de esta manera acudir al especialista necesario.