La química en el tiempo actual ha dado un vuelco muy importante con el desarrollo de la química verde, que no es más que la búsqueda de desarrollar o implementar los materiales reciclables y de esta manera disminuir la contaminación ambiental que nos embarga en el mundo entero.

La humanidad en la actualidad requiere urgente un mejor bienestar y comodidad, aunque aún no se concibe la vida sin el uso de la química, como por ejemplo en: los medicamentos, confección de calzado, accesorios, higiene, vestido, alimentos, componente de automóviles, entre otros. 

En fin, una gran variedad de productos que ofrece la industria de la química. No es un secreto que todos estos materiales han producido un efecto muy negativo al medio ambiente. Es por ello que la importancia y la premura de aminorar la contaminación le da cabida a la química verde.

Después de tantos estudios derivados para aminorar la contaminación mundial, inclusive los cambios climáticos y la emisión de gases tóxicos, se han producido consecuencias perjudiciales en la industria de la química, lo que conllevó a verse afectada su actividad productiva.

Motivo por el cual, nace la llamada química verde, que no es más que una nueva visión para la química, donde principalmente todos sus esfuerzos se concentran en la disminución o eliminación de la contaminación ambiental.

Esta nueva química busca de una u otra manera mejorar al máximo la optimización del uso de combustible, por ejemplo, sustituyéndolo por energías alternativas como la eólica (la producida por el viento), o la solar. 

La química verde se ha propuesto principalmente en que todo lo que se use en casa, en el trabajo u oficina pueda ser reciclado y reutilizado posteriormente. Por ejemplo, en la industria, una lata de cerveza o refresco, puede ser reutilizado para la elaboración de un reloj plástico, entre otros.