El éxito es la meta de todos, pero para algunas personas esto parece no ser posible, por más que parezcan poner su mayor esfuerzo, todo les resulta mal y solo terminan en fracaso. No obstante, esto generalmente se debe a ciertas razones, estas a continuación:

  • No tener un plan y dejarlo todo al azar, las personas que fracasan suelen esperar que todo se haga por sí solo. También sucede de manera inversa, es decir, hay quienes realizan grandes planes pero jamás se atreven a llevarlos a cabo.
  • Esperar que el éxito llegue de inmediato y sin esfuerzo, esta es una gran equivocación y gran causa de fracaso, pues los buenos resultados requieren de trabajo y tiempo.
  • Actuar sin tener una razón, cuando no se tiene claro por qué se quieren hacer las cosas, resulta imposible tener motivación para continuar y los obstáculos se vuelven frecuentes.
  • Negar la realidad es otra razón del fracaso, muchas personas lo hacen para justificar su falta de acción o comportamientos.
  • Cuando no se es congruente también se llega al fracaso, es decir cuando no se dice ni se hace lo mismo, nada es íntegro.  
  • Intentar hacerlo todo sin ayuda suele llevar al fracaso, pues es necesaria la colaboración de otros, especialmente para aquellas tareas en las que no se es experto.

Ahora bien, el temor al mismo fracaso suele ser la principal razón del fracaso, pues este paraliza impidiendo que se realice el primer paso, también puede haber otras razones que conduzcan a las decepciones y ruinas, es por esto que muchos insisten e incluso podrían recomendar saber si tienes los síntomas de la brujería. De cualquier forma, el fracaso siempre se puede evitar, pero solo está en las manos de cada uno impedirlo, apostando por las acciones correctas.