Cada vez son más las personas que se proponen aprender inglés y por muy diversos motivos, progresos académicos, estudios, mejores ofertas laborales y avances al respecto, realización de negocios, viajes a diversos países, entre otros.

Asimismo, durante el proceso de aprendizaje de este idioma se hace sumamente importante la adquisición de vocabulario, conocer todos los términos posibles facilita la expresión escrita y oral, puede hace más simple las comunicaciones.

No obstante, hay quienes ven en el hecho de memorizar un gran conjunto de palabras un verdadero reto, pero siguiendo algunas recomendaciones es posible lograrlo y sin verse en una situación compleja, estas son:

  • Más que intentar memorizar lo mejor es encontrar utilidad en el contexto real a cada palabra, es decir, intentar utilizar todas las palabras aprendidas en la vida diaria. Incluso, suele ser muy efectivo poner una etiqueta con su nombre en inglés a todos los elementos de la cocina por ejemplo y así estudiarlos a diario mientras se cocina.
  • Relacionar el vocabulario con imágenes.
  • Leer textos en inglés, esto resulta estupendo para aprender vocabulario de una manera sencilla, pues es fácil intuir su significado gracias al contexto. Conviene comenzar por libros cortos y poco a poco elevar la dificultad, lo mejor es que hay textos para todo tipo de gustos e intereses.
  • También escribir y hacerlo a diario, iniciando con frases hasta alcanzar un párrafo diario por ejemplo, teniendo siempre a la mano el diccionario para buscar cualquier palabra desconocida.
  • Practicar también la pronunciación, esto resulta clave, en la web es posible hallar videos donde explican la pronunciación de cada término.
  • No limitarse al vocabulario de un tema en específico, al contrario intentar aprender la mayor cantidad de palabras en todos los tópicos posibles. Por ejemplo, estudiar los deportes en ingles con pronunciación, este suele ser un tema de estudio interesante y sencillo.