Argentina, enfrenta en la actualidad una marcada crisis de carácter financiero, la cual está ahogando a sus ciudadanos, presión que se ha incrementado con las políticas de recortes presupuestarios que ha implementado el gobierno de ese país, presidido por Mauricio Macri.

En ese sentido,  el gobierno nacional ha aumentado en un porcentaje considerable, las tasas de costo de los servicios públicos, así como otros estamentos  de la vida cotidiana de los habitantes de esa nación del sur del continente americano, provocando un descalabro en su calidad de vida.

El decir de los entendidos es que esta situación, tiene su origen inicial en las negociaciones que ha realizado el Presidente de Argentina Mauricio Macri, con el Fondo Monetario Internacional, ente que ha exigido una serie de pagos a los compromisos del gobierno ante el ente financiero.

Los trabajadores piden encuentros con el FMI

Producto de esta grave situación que vive la tierra de Carlos Gardel, y con la intención de encontrar un camino que permita oxigenar los bolsillos de los habitantes de la nación, la Confederación General de Trabajadores de Argentina CGT, ha solicitado al Fondo Monetario Internacional una reunión, mediante la cual se dará a conocer las consecuencias que han traído las políticas que se han aplicado en materia económica.

Bajo esa perspectiva, una comisión revisora del ente financiero mundial, y algunos integrantes de la central de  trabajadores argentinos, sostendrán en Buenos Aires un encuentro para que solicitar sean revisados los acuerdos financieros alcanzados por el Presidente Mauricio Macri y sus asesores en esa materia.

De igual manera en el marco de esa reunión internacional, Héctor Daer, Secretario general de la Central de Trabajadores entregará al FMI un informe económico, para explicar  la problemática que vive el país y su proceso de endeudamiento, el cual ha traído como consecuencia una inflación cercana al 50%, el desmejoramiento del salario y el poder adquisitivo de la ciudadanía.