Sin lugar a dudas, estamos viviendo una época de cambios bruscos y rápidos en todos los planos de nuestra sociedad. Ya nada es predecible. El cambio se evidencia, se hace notorio, se requiere en cada paso del transitar de la vida. Es imperante para sobrevivir y también para competir.

Comenzar con este proceso, llámesele crecimiento personal, desarrollo empresarial o estimulación al grupo de trabajo, el éxito del mismo siempre dependerá de la cantidad y la calidad de los líderes que lo abanderen. El Coaching es un proceso de apoyo para el desarrollo personal y profesional.

En este sentido el Coaching, es una herramienta de visibilidad aumentada, ya que permite ampliar el campo de visión en cuanto a posibilidades, oportunidades, riesgos y recursos, con lo cual brinda la oportunidad de ubicarse en una mejor posición para abordar el cambio.

En el proceso del coaching intervienen 2 participantes. Uno es el “entrenador o coach”, quien es la persona que instruye, forma o guía al alumno para que mejore en el desempeño de sus funciones y el otro es el” pupilo o coachee”, quien recibe los conocimientos y las competencias que necesita para mejorar en su vida personal y profesional.