Ingreso

Archivo para julio, 2014

Rio no es Lisboa

Notas sobre el film documental Lisboa

Por Eduardo Montes-Bradley

Recibí noticia dos años después de aquel viaje en el que conocí a los padres de Adriana Lisboa. El propósito era ultimar detalles del rodaje de un film documental sobre Lisboa que había comenzado a rodarse en Boulder, Colorado, o muy cerca de Boulder Colorado dónde la escritora Carioca reside desde hace ya una ponchada de años. Ahora iba camino a Rio de Janeiro. No resultaba imprescindible incluir imágenes de Río, pero la idea de conocer del lugar del que Lisboa había emigrado resultaba tentadora. Nunca supe exactamente porqué, pero el lugar de origen de lo que fuera ejerce una fascinación contundente.

Brazilian_Balcony

Un balcón en Laranjeiras. Sórdido y con vestigios de una naturaleza en franca retirada.


Adriana supo darme indicaciones precisas, y le advirtió a sus padres del inminente arribo de un director argentino que vivía en Virginia y que había pasado por Colorado a registrar imágenes para un documental sobre ella misma. Sospecho que la advertencia pudo estar vinculada a las dificultades que presenta el camino.

Brazilian_Stairs

En Laranjeiras, el continente brota a borbotones y lo verde reclama.

[...] Continuar la lectura

López Rega no murió de manera natural, sino ajusticiado por un vengador solitario

tapaMaidanaSegún el nuevo libro de Luis O. Tedesco

Por Raúl García Luna

En “Lucho Maidana ataca, monólogos en contexto de encierro”, el multipremiado poeta Luis O. Tedesco se juega el todo por el todo a nivel narrativo, lingüístico y político. Novela de 397 páginas con un claro eje: Maidana entre rejas por haber matado a José López Rega, quien antes asesinó a su padre. Y sus escritos carcelarios, en manos de un lector-editor que enriquece el relato. Venganza por mano propia y justicia en nombre de una Fuenteovejuna domesticada por los buenos modales democráticos. Aquí nadie exigió el fusilamiento de Videla y demás genocidas. En Chile, el MIR intentó matar a Pinochet. Fuera de esto, o por esto mismo, la audacia de Tedesco comulga con el coraje de Maidana y viceversa, dándose mutuas razones para ser como son. Es el crimen sin arrepentimiento, la conciencia de la imperiosa necesidad de tamaño ajusticiamiento, el arma ficcional que dispara contra la moralina burguesa, haciéndola reventar con la legitimidad de un deseo colectivo cumplido. Todo esto, en un contexto-río que fluye a través de un castellano peculiar, propio, distinto, no experimental sino original experimento idiomático consignado hasta en sus más ínfimos detalles, comunicativo y pleno de imágenes, del que es imposible e infértil tratar de sustraerse.

Así, a la iracundia del leit-motiv se le suma la proeza del relato, en primera persona del singular, que nos conmina a entrar en el calabozo de Maidana y quedar presos junto a él, leyendo por encima de su hombro su vasta autobiografía de puño y letra, desde su infancia y sus devaneos sexuales hasta su fuga de prisión o su exterminio y desaparición a manos de crueles secuaces del “Brujo”, esto es algo que no se revelará en esta nota. Entregarse virginalmente a su lectura es la única manera de quedar libres. Y esto, por piadosamente decirlo. “Lucho Maidana ataca” no fue imaginado ni escrito para débiles ni para tibios. [...] Continuar la lectura