Ingreso

Archivo para julio, 2012

El contador americano

el-contable-hindu-9788433975737Por Omar Genovese

La Historia es una materia compleja para la ficción, coloca marras en un verosímil dominante alejando herramientas como la imaginación. Luego están las ideas que trae el escritor, cuál es el objetivo del retrato de época, lo que puede dar por resultado un monumento o un fiasco literario. Como primer paso, hay que examinar el uso de las personas que enuncian: la tercera persona de Leavitt, omnisciente y de cómplice permanencia, y la primera del matemático inglés G. H. Hardy, en una serie de conferencias nunca dictadas, o soliloquios de frialdad impostada. En los saltos de una a otra, la trama resulta evocación triste, acaso resignación hacia lo inevitable: la muerte del joven y brillante matemático hindú Ramanujan luego de una estadía en Cambridge. Lejos está El contable hindú de retratar a quien evoca el título, y la ficción resulta sumisa a la visión de lo que parece ser un mentor tan lúcido como ignorante, tan prejuicioso como trasgresor (en tanto homosexual socialmente esquivo), y también, a lo “políticamente correcto” del mismo Leavitt que, entre otras licencias, se permite caer en el sopor al momento de elegir con qué personajes avanzar en el relato. Si bien la documentación matemática e histórica es adecuada, el conjunto falla en su totalidad cuando ciertas escenas quedan magnificadas y otras depreciadas con desdén. [...] Continuar la lectura

Gwener y el árbol

(Segunda tanda de deportados)

Por Ana Camusso y David Wapner

De nuevo aquí, en la terminal de ómnibus de Arad, bajo el sol de este infierno, despidiendo a nuestos vecinos de Sudàn del Sur, expulsados de Israel, enviados al hambre, sequía, tifus y malaria, guerra y desesperación de su país recién fundado, el estado reconocido por Naciones Unidas número 198.

Maravilloso Güener y el árbol

Mañana vuelvo

¿Te vas?

Si, a Sudán, dice Gwener, vestido con un trajecito gris oscuro, camisa blanca, corbata estampada. Un hombrecito de cinco años, parece que viaja a una  fiesta. Confirma que vuela a Sudán, “primero nos llevan a un hospital, nos sacan sangre, nos ponen vacunas, y de ahí nos llevan hasta el avión.  Pero  mañana vuelvo a mi casa” Ya lo habían inscripto en  primer grado.. No pudo ser, No podrá ser, este niño israelí, igual que su hermanita menor, Sandi  ha sido expulsado junto a su familia sudanesa a Sudán del Sur. Aquí está, junto a nosotros, Sandi, de  cuatro años. A Gwener y Sandi los conocimos el día anterior, en el “happening” de despedida que organizaron para ellos en la Escuela Democrática de Arad. La idea fue de Morán Mekamel y Aya Lambert, dos jóvenes activistas de la organización Estudiantes de la Universidad Ben Gurión por los Refugiados y Solicitantes de Asilo, con la colaboración del grupo de voluntarias “Keshet”, de Arad. Mesas con diferentes actividades, al estilo kermesse. Los chicos se disfrazaban, se pintaban las caras, hacían girar aros de colores alrededor de sus cinturas, saltaban, reían, corrían por todos lados. Pocos niños “blancos”, compañeros de escuela, en la despedida. Unos tres, a lo mejor cuatro. [...] Continuar la lectura