Ingreso

Archivo para julio, 2011

En tiempo real III

Por Eduardo Montes-Bradley

Está claro que se trata de escribir a como de lugar el relato de una historia que no es. Después de todo para convertirse en tal debería al menos haber tenido lugar, un lugar cualquiera. Lamentablemente no tengo más detalles de los que vuelco en estos escritos a quemarropa. Lo hago muy a pesar mío, no me gusta escribir. Escribo porque intuyo que puede llegar a salvarme el día frente a un jurado llegado el caso. No me refiero a la eventualidad de un crimen. No creo que Andrea mate a su mujer. Y si así fuera puedo alegar en mi defensa la falta de rigurosidad. Si por cada vez que alguien dijo que quería matar a otro me hubieran dado un dólar, hoy tendría lo suficiente para retirarme. [...] Continuar la lectura

Tres redondeles

Por Gustavo Nielsen

32piesEl chiste carioca dice que desde hace unos años a Don Oscar Niemeyer le gustan las mujeres mucho más jóvenes que él. Imaginesé: las que son quince años más jóvenes, ya tienen noventa. Cualquier vino, a Don Oscar, le sabe a Tempranillo, por añejo que sea. Su sabia voz en el video de Rosario parece la de un Tom Waits en portugués. Las palabras que dice, suaves y arrulladas, son todas felices. Es que la arquitectura, la decana de las artes, sirve para eso, para la felicidad. Y también, como la literatura o el cine, dotan al que las hace bien –Niemeyer es un ejemplo- del don de la longevidad, porque son actividades para ser eternos. Y si no se puede ser eterno, vamos a acercarle el bochín al infinito. Por nuestros pagos así lo creen el gran Clorindo Testa con sus ochenta y pico (que en cada nuevo proyecto demuestra más imaginación y juventud que cualquier nuevo egresado de la Facultad), o Mario Roberto Álvarez con sus noventa y algo (todos los días diseñando edificios en su oficina, bien temprano y de saco y corbata).
La arquitectura está en el mundo para que los arquitectos no se vayan. [...] Continuar la lectura

En tiempo real II

[Montes-Bradley continúa lo que empezó aquí.]

por Eduardo Montes-Bradley

Necesito una cámara. Ya no puedo seguir filmando con la que tengo, y no estoy dispuesto a seguir haciendo experimentos con nuevos formatos, con cámaras de fotos que filman pero se recalientan o se prenden fuego. ¡Dejate de joder! Mi Bolex merece una bandera a media en Arlington, salvas de honor. Los tiempos cambian, los juguetes también. Y yo necesito una cámara nueva, algo que sirva, que ande a cuerda, que no tenga censores que se manchan, ni dispositivos que se nieguen a operar ni baterías que se descarguen solas. Le debo haber dado muchas vueltas al asunto, y finalmente compré una Canon XA10. Ahora tengo dos problemas: aprender un nuevo manual de uso, y convencer al conde Andrea San Giovanni que con esta poronga de cuarta y una camisa hawaiana voy a filmar la película por la que acaba de pagarme un adelanto de ciento veinticinco mil euros. [...] Continuar la lectura

Convocatoria a II Asamblea de intelectuales, docentes y artistas en apoyo al FIT

Las “internas” abiertas y la proscripción de la izquierda

El 14 de agosto no se realizarán unas elecciones más. Ese día el régimen político argentino, con su oficialismo y su oposición de contenido patronal, procurará avanzar en un ataque en regla contra la democracia política y los derechos democráticos, que fortalece a los partidos de los capitalistas y pretende silenciar a la izquierda. Las primarias obligatorias son un producto de la llamada ‘reforma política’ ideada por Néstor Kirchner luego de la derrota electoral de 2009. Con ella, intentó reconstruir con una reglamentación electoral el proceso de disgregación de los dos grandes partidos capitalistas. Pero dos años más tarde, la reforma ha sido en buena medida derogada por sus propios autores: a las internas, se suman ahora las listas de adhesión que podrán inte­grarse después a las listas ganadoras, o sea, la negación de las propias internas. Lo único que ha quedado en pie de la reforma política son sus mecanismos proscriptivos. Primero, fueron las barreras para la legalización de nuevas personerías, que los partidos patronales sortearon contando con millones de pesos en recursos, y los partidos del Frente de Izquierda logramos vencer con un gran esfuerzo militante, logrando 75 mil afiliaciones y la legalidad en 19 provincias, y más recientemente un diputado provincial en Neuquén. Pero la reforma política impone ahora una nueva traba: como condición para participar en las elecciones generales, exige que cualquier lista obtenga el 1,5% de los votos (400.000 a nivel nacional) el 14 de agosto para poder siquiera presentar su boleta en octubre. Ello vale tanto para la fórmula presidencial como para cada distrito por separado, o sea que una lista, incluso atravesando esta barrera en el orden nacional, podría enfrentar luego la elección general con sus boletas mutiladas, sin representación en los distritos donde no hubiera llegado al piso. [...] Continuar la lectura

En tiempo real

Por Eduardo Montes-Bradley

La naturaleza de los hechos que vengo a narrar, me obligan a cambiar los nombres de sus protagonistas. No tanto por preservarlos a ellos de mi indiscreción, sino por resguardarme de las represalias en caso de que esta pudiera ser entendida como delación. Los hechos:

El pasado lunes 11 de julio, poco antes del medio día, recibí un llamado por Skype. Del otro lado del aparato estaba el Conde Andrea San Giovanni de quien no he tenido noticias desde que, a propósito del bautismo de su primogénito, fuéramos muchos de sus amigos invitados a pasar una semana en el austero enclave alpino de Liechtenstein. Desde entonces y hasta la fecha, sólo he recibido postales del pequeño Alain montado en un elefante en la India, nadando con delfines en algún lugar del Pacífico, o jugando al polo en un caballito de titanio en alguna feria de milagros electrónicos en Singapur. Las notas que acompañaban la vista podían resumirse en tres palabras: “Plein de bisous!”. A pesar de la prolongada ausencia, pude reconocer al conde por su voz antes que la imagen corroborase el resultado de mi presunción. [...] Continuar la lectura

Fundación Victoria Ocampo II

LogoVictoriaFInvita a la segunda charla

ALREDEDOR DE BORGES

Una conversación en torno del escritor compartida por Marcelo Gioffré, Jorge Clemente y María Esther Vázquez en la próxima velada de la Fundación, en la Biblioteca de Mujeres. La invitación es abierta, libre y gratuita.

Miércoles 3 de agosto, 19 horas.

Asociación Biblioteca de Mujeres

Marcelo T. de Alvear 1155.

Entrada libre.

Informes: 4382 – 6034 ó 4804-1344

borges_peq

fundacion@victoriaocampo.com

Fin de curso

Por Eduardo Montes-Bradley

El sábado dí la última clase de un semestre dedicado a enseñarle a un puñado de norteamericanos qué quieren decir los Argentinos cuando dicen tal cosa, cuando hacen tal otra, cuando callan. Por qué un diario toma su nombre del número de una página, por qué le dicen radicales a los social demócratas y conservadores a los liberales. Por qué los liberales son vistos como fascistas, y los fascistas como progresistas. Por qué los progresistas detestan los medios tanto o más que los republicanos en los EE.UU. Por qué el gobierno peronista busca controlar a los medios cuando el control absoluto de los mismos no pudo evitar que Perón perdiera consenso. La pregunta que más me aterra es “¿Cómo definiría al peronismo?” Pero hay otras: por qué siendo que la Constitución llama a sostener el culto católico las Iglesias están vacías. Por qué hay madres y abuelas de Plaza de Mayo pero no padres ni abuelos; por qué Página/12 no tiene ni obituarios, ni horóscopo. A ésta última pregunta suelo responder que un diario que no tiene ni pasado ni futuro no es más que el reflejo del día de hoy, es decir: un verdadero diario. Mis alumnos no tienen aprecio por las ironías. Los gringos quieren saber de qué se trata. La verdad es que yo también, pero disimulo. Las preguntas no se hacen esperar: por qué hay tantos hoteles alojamiento, por qué se usan malas palabras, por qué un premio a la cultura como el Martín Fierro lleva el nombre del personaje y no del autor, después de todo se habla del Premio Cervantes y no del Sancho Panza de Oro. Quienes preguntan son hombres y mujeres maduros, con un dominio del castellano sorprendente. Son analistas de información, planificadores de estrategias y conductas, sin embargo no tienen en claro cómo los discursos terminan por complicarse tanto en el idioma de los argentinos. La verdad es que yo tampoco. [...] Continuar la lectura

Televisión Digital: ¿para quién es la democratización?

Recientemente la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual AFSCA dio a conocer las resoluciones 865/2011 y 866/2011 por las cuales se llama a concurso público y se aprueba el pliego de bases y condiciones para la adjudicación de licencias de televisión digital terrestre (TDT) en todo el país. Luego de leerlas y preocupados por esta situación, canales de televisión, programas y realizadores comunitarios y/o alternativos que venimos produciendo sostenidamente desde hace años en profunda articulación con el movimiento social, los trabajadores y nuestro pueblo, nos reunimos para intercambiar y discutir nuestras primeras impresiones.

No podemos hacer otra cosa que oponernos a estas resoluciones que dejan afuera directamente a todos los que venimos produciendo desde medios comunitarios y/o alternativos; al mismo tiempo que se destina a las “organizaciones sin fines de lucro” valores de pliegos impagables. En la CABA, el valor del pliego para ONGs es de 70 mil y 140 mil pesos (en tanto en el caso de los medios con fines de lucro es de 100 mil y 200 mil, una diferencia bastante inexistente si tenemos en cuenta que se trata de canales comerciales). En la provincia de Buenos Aires, los pliegos para las “organizaciones sin fines de lucro” son de 42 mil, 70 mil y 105 mil pesos según la zona y cantidad de habitantes, lo mismo para otras provincias. [...] Continuar la lectura

El grado cero de lo virtual

Por Omar Genovese

bellasartesBellas artes. Luis Sagasti. Eterna Cadencia Editora. 112 págs. Mayo 2011

La paradoja de Borges [somos escritos por un Otro, lo que reduce el destino a cierta fatalidad amable] resulta una solución, en sus términos, baladí. Si hubiese divinidad sería tangible a través del caudal humano y en lo virtual anidaría como memoria a la espera del descubrimiento con apariencia de revelación. Luis Sagasti, advertido de tal ausencia (al fin, la web es una conexión tan inestable como superflua) concentra una summa de observaciones sobre ese lector que es él mismo, los lectores que han leído y escriben al respecto, y los actores de sucesos históricos –circunstancias laterales, personajes borrados y vueltos a escena– casi al borde del verosímil, rozando el espacio de la leyenda urbana. La diversidad percibida fuerza el nexo en una constante que anida como fuente: hablo del insomnio, el párpado plegado sobre sí, la mirada expuesta sin descanso. Reapareció el lector en la escena literaria e internet conjetura un tema cultural que sorprende: se trata de la “simultaneidad”. Todo ocurre a la vez, como bomba de racimo de ocurrencias.

Bellas Artes, editada como novela, interroga por la trama, por quiénes son los personajes en una ficción, y más, en qué constante anida la idea de obra en la literatura. A modo de respuestas, Sagasti realiza un triple juego relacional y presenta en materia suscinta una aproximación a varias anécdotas: perfila rasgos de Wittgenstein, Vonnegut, Saint-Exupéry, Gagarin, entre muchos otros, incluso trae a Matsuo Basho de la mano de Octavio Paz. Fuera Barthes de escena, queda el andar del poeta por el norte de Japón, recorrido en busca de la suspensión del lenguaje: Basho pegaba sus poemas caligráficos en los árboles, al borde del camino, ésa era la obra, una mínima señal poética, precaria como volátil. [...] Continuar la lectura

Breve interludio pictórico

Por Eduardo Montes Bradley

Necesito un descanso de Soriano. Siguen apareciendo fotos y grabaciones y el bahiano se me aparece en sueños pitando armados de naco. Por otra parte No estoy con ganas de escribir. La entrevista que le hice a Viñas y que Perfil publicó el 11 de junio, fue desmentida por el entrevistado. Así nomás, en carta al editor de El Observador. Los muertos son sujetos más apetecibles al documentalista siempre que se cuide éste de viudas. Las viudas son un problema que ni siquiera el divorcio consigue resolver. Me explico: ahí está Bernárdez, primera en una sucesión de tres que termina quedándose con el cetro cortazariano. El divorcio no es la solución, sólo la muerte puede librarnos de algunas mujeres. Por mi parte, trato de hacer lo posible para que Soledad llegue a ser una buena viuda algún día. Alberto Soriano no tiene viuda, tiene hija. Las hijas son otra cosa, son más amables, componedoras. Ismael Viñas tiene una hija muy amable que vive en Madrid y que acaba de tener un hijo.

Ismael Viñas miente cuando dice que no dijo lo que dijo. Supongo que la carta que niega lo que reproducen mis notas y la grabación de mi iPhone es parte de una estrategia de sobrevivencia. ¿Pero sobrevivir a qué? Miami es un páramo donde Viñas resiste negándose a sí mismo. Suena el teléfono, él mismo que guarda su voz diciendo lo que dice no haber dicho. En la pantalla del iPhone aparece Viñas sonriente. Dice iPhone: “Ismael Viñas calling”. No pienso atender, no tengo nada que decirle. Tampoco tengo muchas ganas de seguir escribiendo sobre Soriano. Tal vez mañana. [...] Continuar la lectura

El baile de la Independencia, y lo que va quedando atrás

Por Ana Camusso

Fotos: Ron Levi (1)

Hoy, 9 de Julio, fuimos temprano al centro de la ciudad a comprar un medicamento en la única farmacia de la ciudad abierta en shabat. Caminamos bajo un sol rajante, y una temperatura de casi 42 grados. Escuché ayer por la radio que tendríamos un día con un calor fuera de lo común para la estación: aquí estamos en pleno verano.

DSCF0189

De regreso a casa, mi perrita y yo, vimos una escena particular: un joven sudanés, tipo atleta, con una bandera en su mano, corría alrededor del monumento inacabado, un montículo de arena en forma de riñón delimitado por paredes de concreto que se explaya sobre la plaza central a la espera de alguna fuente o algún ingenio visual que nunca llega.  El joven, dando largas zancadas, lo abarcaba en su totalidad, con un brazo en alto y bandera al viento. [...] Continuar la lectura

Fundación Victoria Ocampo

LogoVictoriaFInvita a la charla

ALREDEDOR DE BORGES

Una conversación en torno del escritor compartida por Marcelo Gioffré, Jorge Clemente y María Esther Vázquez en la próxima velada de la Fundación, en la Biblioteca de Mujeres. La invitación es abierta, libre y gratuita.

borges_peq

Miércoles 13 de julio, 19 horas.
Asociación Biblioteca de Mujeres
Marcelo T. de Alvear 1155.
Entrada libre.

Informes: 4382 – 6034 ó 4804-1344

fundacion@victoriaocampo.com

Stato Nascente: reflexiones sobre el movimiento 15M (III)

[Los artículos precedentes pueden leerse aquí (Parte I) y aquí (Parte II).]

Por Nicolás González Varela

“Ellos no mandan si nosotros no obedecemos”

(Consigna del 15M)

“Nosotros no somos antisistema, el sistema es antinosotros”

(Consigna del 15M)

“El comportamiento de los indignados es el mismo que han tenido

a lo largo de la Historia todos los precursores de los movimientos totalitarios”

(Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid)

“Los del Movimiento 15M son un hatajo de mastuerzos”

(filósofo Fernando Savater)

“El primer requisito de un sistema representativo

es que el cuerpo represente a la opinión pública real de la Nación.

No es algo tan fácil Hay naciones que no tienen opinión pública real.”

(Walter Bagehot, 1883)

“La Democracia es el enigma resuelto de todas las constituciones”

(Karl Marx, 1843)

La Nueva Clase o cómo interpretar el grito sagrado ¡Democracia Real ya!

Una de las características más notables del Movimiento 15M es su obstinada Crítica a la Política, en realidad su radical crítica a lo político-burgués. Proudhon ya decía con sano sentido común en relación con la creciente alienación y autonomía de la esfera política que la burguesía europea “en lugar de enseñar al Pueblo a organizarse, le pide el Poder”. Si esto ya era notorio para cualquier observador crítico en el siglo XIX, cuando recién se esbozaban las primeras y limitadas formas de la democracia representativa liberal, ni hablemos de la situación objetiva en nuestro tiempo actual, que es testigo del desarrollo del más autoritario, sofisticado y complejo sistema de dominio que jamás clase alguna ha desarrollado en la Historia. Este extrañamiento y alienación de la Voluntad popular nunca fue tan notoria como en la consolidación del “Capital-Parlamentarismo” (la forma posmoderna en que los grandes grupos económicos y los bancos ejercen su dictadura económico-social con costo cero y barniz de legalidad a través del bipartidismo imperfecto). Una forma que llegó a su madurez en la década de los 1990’s, acompañando la imposición mundial de dicha forma de dominio, que minimizaba o liquidaba las instituciones del Welfare State establecidas en la Guerra Fría e inauguraba con pomposidad lo que los intelectuales neoliberales llamaban un nuevo y unidimensional Gilded Age, bautizada así en 2007 por el influyente diario The New York Times. Los propagandistas anunciaban una novísima era de revolución postindustrial basada en las nuevas tecnologías, un ciclo ininterrumpido de inédita prosperidad económica y realización total del autointerés y las fantasías narcisistas. Llamada eufemísticamente el “Fin de la Historia”, que en realidad no es otra cosa que la ideología neoliberal de la autonomía total del Estado con respecto a los intereses de los ciudadanos,  la imposición de un depredador narcisismo en la socialización y educación de las masas, una Hubris economica toscamente darwinista y una Weltanschauung neofeudal. Este complex, cuya tendencia es derivar hacia lo que llamamos “Totalitarismo inverso”, inauguró en Occidente un fenómeno novedoso: la corporación de los políticos profesionales (Nueva Clase) y las aceitadas máquinas partidarias del sistema ligadas a la gestión del Totalitarismo inverso.  Aunque ya se habían percibido en el siglo pasado estas “desviaciones” autoritarias, basta aquí mencionar el análisis todavía actual de Michels sobre las burocracias de partido y el rol regresivo del estado de partidos burgués, después de la caída de la URSS se hicieron dominantes en todo Occidente. En esta época del dominio total del Capitalismo de Casino pareciera ser que quién dice “organización”, quién dice “partido político”, dice oligarquía, dice aristocracia democrática y democracia aristócrata. Parece que hoy tenemos a una aristocracia con formas democráticas, y por la otra, a una democracia con contenido aristocrático, una auténtica contradicción hegeliana que debe resolverse.

El imperio posmoderno del político profesional y su máquina de votos gerencial señala el fin de los restos de democracia legítima de la Transición española, si alguna vez existió algo así. El sistema “pseudorepresentativo” que se mantiene intacto desde 1978, sin ninguna revisión o reforma progresista constitucional de fondo, lleva la imposibilidad lógica de que represente de alguna manera coherente, continua y transparente los intereses reales, materiales y necesidades del Pueblo en sus exigencias actuales, tal es el reclamo fundamental del Movimiento 15M. No es casualidad, por ejemplo, que el recurso llamado “Iniciativa Legislativa Popular” (ILP), uno de los instrumentos de democracia participativa que reivindica el Movimiento 15-M, derecho garantizado en la Constitución de 1978, pero que en la práctica ha demostrado ser un mecanismo kafkiano: en más de 30 años de democracia, sólo una ILP ha sido capaz de pasar los filtros que impone la ley, reunir 500.000 firmas bajo la supervisión de la Junta Electoral y, tras el debate de los diputados, inspirar un texto legal. Los políticos como profesión y clase social es una variante perversa de la idea de que el Pueblo, aunque fuente última de la Soberanía, no puede gobernar en forma directa y es una fuente caótica de irracionalidad y complejidad, tesis reaccionaria muy común entre liberales y conservadores europeos. La Nueva Clase, que incluye no sólo a los políticos del sistema sino a los estamentos de funcionarios estatales de primera y segunda línea, generalmente coptados por los partidos de estado, es una variante políticamente legítima del rancio centralismo burocrático, un fruto tardío y posmoderno del capitalismo avanzado. Se trata, nada más que contabilizando el nivel político más visible, de 8.112 alcaldes, 65.896 concejales, 1.206 parlamentarios autonómicos, 1.031 diputados provinciales, 650 diputados y senadores, 139 responsables de Cabildos y Consejos insulares y 13 consejeros del Valle de Arán. O sea: uno de cada 17 españoles es funcionario y uno de cada seis españoles que trabaja lo hace para el estado. Una Nobleza de Estado, cuya ideología de supervivencia se basa en una mentira fabulosa: que toda sociedad necesita un poderoso aparato administrativo de redistribución, el cual es dirigido por partidos políticos con la etiqueta “democráticos” y serios en “libre” competencia, para corregir el desequilibrio social creado por los egoísmo individuales naturales del ser humano, supuestamente en beneficio de la débil mayoría silenciosa. La Política, entendida como un trabajo profesional y gerencial, pasa a ser dominio exclusivo de los intelectuales orgánicos, abogados, escribanos y burócratas, un mecanismo decisivo de exclusión de toda forma de democracia real desde abajo, que delimita a la Nueva Clase en oposición a una población cada vez más desafectada de la cuestión pública pero a la vez cada vez más clientelizada (quizá el caso paradigmático sea Andalucía o Extremadura) y más relegada a mera opinión pública pasiva. Instintivamente el Movimiento 15M ha descubierto, lúcidamente, el primer y obvio enemigo, esta Nueva Clase gerencial, soberbia, autista, rica y prepotente, que amparada en el mito de la representación indirecta (ya hablaremos de esto), ha distorsionado precisamente la Soberanía popular y el Poder delegado. La amplia mayoría de los políticos de la Nueva Clase y, por supuesto los intelectuales orgánicos de la “partidocracia”, nos previenen contra la consigna “Democracia Real ya!”, que separo y diferencio del grupo del mismo nombre, le temen a este verdadero shibbolet del Movimiento 15M. No es casualidad que nada más ni nada menos que el presidente de RTVE, la televisión pública española, Alberto Oliart, se ha mostrado preocupado por el posible cariz  “antisistema o anarquista” de este Movimiento, ya que por primera vez en la historia española moderna aparece un lugar vacío, imposible de ser llenado por las alternativas automáticas del bipartidismo imperfecto de la Nueva Clase. Se teme que irrumpa en los muros de la Roma del “Capital-Parlamentarismo” las fuerzas exteriores y constituyentes (anárquicas según el funcionario) del Pueblo. No es casualidad que en muchas manifestaciones del 19 de junio pudiera leerse grandes pancartas con la leyenda “Libertad Constituyente ya!”.

[...] Continuar la lectura

La resurrección de Alberto Soriano (II)

[La primera parte del presente artículo puede leerla aquí.]

(1915-1981)

Soriano, El Desterrado

(sobre un prólogo perdido de Jorge Amado)

Por Eduardo Montes-Bradley

Hacia fines de la década del ´30, Soriano vuelve a tomar distancia d el nodo familiar ahora transplantado a Río de Janeiro. La fuga coincide con la estrategia de Getulio Vargas de buscar una aproximación a los Estados Unidos. Frente a la alternatica aliados-eje, muchos intelectuales optan por estrechar lazos con Partido Comunista que dependía de las directrices de Moscú. El traslado a Montevideo coincide también, no es un detalle menor, con la muerte de su hermano Marcos en 1937.

En Montevideo Soriano fuma un tabaco pestilente al que ya me referiré más adelante, fuma y escribe los versos que van a integrar “Las cinco llegadas de Madre d’Agua”, (Editorial Poseidón. Buenos Aires, 1943. 18 cm. 94 páginas), con ilustraciones de Augusto Torres (1913-1992), y prólogo de Jorge Amado (que se reproduce íntegro en la próxima entrega). Estos versos, presumiblemente escritos en portugués al igual que el prólogo, tienen una profunda carga de saudade. Y si la convalidación del texto en castellano es resultado del aporte de un uruguayo consagrado en la pintura, el prólogo, es decir: la introducción escrita, y el análisis del texto, llega desde Salvador. Para entonces Amado ya es un nombre reconocido.

“Alberto Soriano Thebas con el libro “Las Cinco Llegadas de la Madre d’ Agua”, se junta a los cantores de Iémanjá, la diosa de las aguas, de los negros de Bahía. También este poeta argentino se rindió al sortilegio de las más bella de las diosas de mi gente. Y el canto suyo es para ella; en su loor se eleva la poesía tan densa de este libro”[1]

[...] Continuar la lectura