Ingreso

Archivo para julio, 2010

Tras los pasos de Nadie VI

Crónica

Esto es New York, son las cinco de la madrugada de un insomnio cualquiera, y no veo razón para no aludir a lo que pude haber dejado en el tintero. En otras palabras: “El mausoleo de los iconoclastas y otras referencias in-obviables en la isla de Manhattan.”

Por Eduardo Montes-Bradley

The Riverside Church

No consigo explicarme como no reparé antes en semejante estructura. Y si la vi, si la tuve en frente, no me digné visitarla. Tuve un bisabuelo anarquista que no entraba en las iglesias. A mi las iglesias me gustan casi tanto como los cementerios y las sinagogas, y las mezquitas, y las trincheras de la Gran Guerra en Flandes y en Trieste. The Riverside Church tiene una base cuadra y se alza al menos 30 metros. Se destaca, sobresale, es eso que llaman landmark, como el ombú y puede verse desde la costa de New Jersey volviéndose evidente desde el Hudson una vez sorteado el Washington Bridge. [...] Continuar la lectura

Partes de autos como estatuas

Por James Corbett

c1

c2

[...] Continuar la lectura

Yo te plagio, Laiseca

alberto laisecaPor Un Filósofo Producido

(Plagiar es más lindo)
(Ampliación extremizada de los teoremas pro plagio vertidos por tal autor en “Por favor ¡plágienme!”[1])

# Mi lucha: discurso del método del plagio

Plagiar es más lindo.
Crear, crear es venir de la nada, es horroroso, es un vacío del que no se sale o no se sabe si se sale.
Es la isla Fernández. Es ser Crusoe. Es horroroso. Es ininteligible. Es estar totalmente perdido, en una inmensidad cerrada. ¿Qué clase de casualidad, de error milagroso, permite que otro vea la creación del que crea? La sensación de crear (no habría otra cosa) es uno de los pavores más inefables de la experiencia general de la vida de un artista.
En cambio los dones del plagiar… Ah, los dones del plagiar.
Plagiar, para decirlo todo…por boca del plagio.
Plagiar, para mejorar, para optimizar, el original. El plagiario, es, por sobre todas las cosas, un perfeccionista. [...] Continuar la lectura

Rafael Toriz en Buenos Aires

Ciudad Poster3, 4 y 5 de agosto.

Taller: La ciudad y sus ficciones.

Sobre el Derecho al Aborto II

Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito

No hay errores: hay atropellos contra los derechos humanos de mujeres

Desde la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito tomamos como un acto de responsabilidad por parte de las autoridades del Ministerio de Salud, la firma de la Resolución Ministerial 1184/2010 por la que se aprobara la nueva Guía Técnica para la  Atención Integral de los Abortos No Punibles, fechada el 12 de julio.
Según la publicación en la página web del Ministerio de Salud de la Nación hasta el día de ayer: “La presente Guía Técnica para la Atención Integral de los Abortos No Punibles es una revisión y actualización del documento elaborado por el Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable (PNSSyPR) durante el año 2007 basado en cuatro fuentes principales.” (http://www.scribd.com/doc/34657044/Guia-ANP-ResMin1184)
Es más, en el reciente reporte al Comité CEDAW el Estado Nacional indicó como uno de sus logros que  “se elaboró y actualizó la guía de atención integral para casos de abortos no punibles, aprobada por resolución ministerial 1184/2010 del 12 de julio del corriente año”. [...] Continuar la lectura

Sobre el Derecho al Aborto I

Comunicado Situación Guía de Atención de Abortos No Punibles

MINISTERIO DE SALUD DE LA NACION, ARGENTINA

Argentina, 22 de julio de 2010.

Las organizaciones firmantes, quienes asistimos y presentamos contrainformes en la 46 sesión del Comité de CEDAW (New York) y asistimos a la presentación del Informe de Estado argentino ante el mismo Comité el día 13 de julio pasado, sentimos una profunda consternación por las recientes declaraciones provenientes del Ministerio de Salud, quien informa que su titular Juan Luis Manzur, “no ha firmado resolución alguna respecto de la Guía técnica para la atención integral de los abortos no punibles”. Cabe señalar que, precisamente, la Sra. Lidia Mondelo, presidenta del Consejo Nacional de la Mujeres, quien encabezó la delegación argentina ante el mencionado Comité, manifestó al momento de la presentación del informe de Argentina que, “respecto de los casos de abortos no punibles, se elaboró y actualizó la guía de atención integral para casos de abortos no punibles, aprobada por resolución ministerial 1184/2010 del 12 de julio del corriente año”. [...] Continuar la lectura

El Mañana

El mañana INVITACION DIGITALPresentación del libro de Luisa Valenzuela.
Agosto 3, 19.30 hs.
Libros del Pasaje
Thames 1762
Palermo

Tras los pasos de nadie V

Crónica-catártica

Por Eduardo Montes-Bradley

EMB_3232_2

No hay negro con perro. No hay negros con perro (s). Los negros y los perros no se llevan bien. No es un prejuicio, es el resultado de una meticulosa observación de campo en New York. Mi observación que concluye así: “No hay negro con perro, ni su plural. Los perros son cosa de blancos”. Doy fe. Un negro con perro no hace verano, yo detecté uno en Wall Street. El tipo paseaba a su novia, el cachorro iba atado. La novia era del negro, no del perro. Creo que ese negro no sabía que los perros son cosa de blancos. Los chinos tampoco tienen perros. Los perros en New York son cosa de blancos y blancas. En cualquier caso de occidentales de tez clara. [...] Continuar la lectura

Sobre Libranda

La industria editorial apuesta por ebooks caros y difíciles de comprar

[Nace Libranda, el primer gran portal español de venta de ebooks]

Por Julio Hernández (*)

La industria editorial española se ha decidido a apostar por los libros electrónicos, al menos en parte. Hoy es el primer día de vida de Libranda, el primer portal web español dedicado a la venta de libros electrónicos. Pero la criatura parece haber nacido con serios problemas de viabilidad. Como ya mencionan en blogs especializados, el uso del DRM (reflejo del miedo de las editoriales a las descargas), el elevado precio de los libros y la dificultad del proceso de compra ha despertado la unánime crítica de la Red.

El portal, formado por diez grandes grupos editoriales (Planeta, Random House Mondadori, Santillana, Wolters Kluwer, SM, Grup62, Roca Editorial, Anagrama, Ediciones Maeva y Ediciones Siruela) y otras ocho tiendas online, permite al lector acceder a una selección (a día de hoy) de unos 1130 libros digitalizados, que se espera lleguen a 8.000 para finales de año.

Se trata del primer gran portal de búsqueda y venta de ebooks en España. Los títulos a los que se puede acceder, en español y en catalán, tendrán un precio entre un 20% y un 30% inferior a los de sus homólogo físicos. La página ofrece tanto best-sellers como grandes clásicos; Saramago, Carlos Ruíz – Zafón, Orwell o Paul Auster entre muchos otros son accesibles tras unos cuantos clicks de distancia que, sin embargo, resultan más dificultosos de lo que cabría esperar. [...] Continuar la lectura

Tras los pasos de nadie IV

Por Eduardo Montes Bradley

La ciudad viajó por mí, me supo en otras estaciones: fui esposado y liberado en New York; viudo, olvidado y secretamente evocado. La ciudad me vio llegar a pie, en una embarcación de morondanga, en tren, en auto y en Braniff, desprovisto en exilio. También  escabullirme más o menos en las mismas condiciones en un vuelo de línea de un país que ya no existe. Hay más países hoy de los que había entonces. New York me supo eufórico y abatido. Domingos de riña y sol, sábados de speed y descontrol premeditado.

De todos los destinos posibles elegí éste, el de la ciudad que viajó por mí, para celebrar. Dice Wikipedia que nací el 9 de julio de 1960 en las sierras de Córdoba. Wikipdia se equivoca. De cualquier modo ayer cumplí los 50 con esa dudosa satisfacción de haber correspondido. No soy el primero, nada conlleva de especial haber cumplido los 50. The day after despierto al alba. ¿Para qué? Me temo que la cosa pueda llegar a ponerse peor. Madrugar es un síntoma de senilidad, dicen.

Decía que amanecí al alba, es decir: albanecí. Intrigado por aquello que el destino le tendría reservado a un hombre de mi edad me dispuse a caminar. No voy a permitir que se abran entrañas, ni que se arrojen caracoles en la arena. Dije que prefiero caminar desde la 50 al sur hasta donde de el aliento. Donde me sorprenda rendido sumo: 50 + N, siendo N el número que corresponde a las bocacalles cruzadas desde mi partida hasta el desaliento. La resultante de esa resta es el número de años que me quedan por vivir. El recurso es científico. [...] Continuar la lectura

Tras los pasos de nadie III

Por Eduardo Montes Bradley

4 The Julio.

O cinco, que viene a ser lo mismo en este relato de viaje eclipsado. El mexicano ya no sirve, el calor me tiene refugiado debajo del puente de la calle 59 donde cementa sus reales The Food Emporium. Buen café (palmeritas frías), lindas minas –ocasionalmente gélidas –. Lo de anoche fue una borrachera de fuegos artificiales sobre los muelles del Hudson. Si los cálculos no fallan debió haber sido precisamente allí donde el Loco aborda el vapor desde el que verá los Palisades. Tengo pendiente ese viaje de Sarmiento. Si tan solo se callara el idiota que le habla a su hija de tres como si tuviera dos… El idiota es ostensible, no oculta su imbecilidad y pretende jugar a las muñecas con su hija Sydney. Ahora que lo pienso, la niña tiene un cierto parecido físico con la hija de Daniel Guebel. No me lo imagino a Guebel hablándole como tonto a su hija en un café. Aunque quien sabe, tal vez lo haga cuando nadie lo ve. Todos hacemos cosas estúpidas cuando nadie nos ve. Por momentos eso implica un elevado riesgo, por ejemplo en Nueva York donde los ascensores tienen cámaras que transmiten a un panel en la recepción de la Planta Baja donde todos, y digo todos, pueden ver cómo uno se saca los mocos. Big Brother lives in my elevador. Tocqueville, como Sarmiento, también habla del Hudson y todos hablan de Tocqueville pero pocos recuerdan el viaje del Loco y ya nadie menciona la incursión americana del joven Dickens. Esta última me sigue pareciendo el más curioso de los tres, particularmente su posterior enmienda, o disculpas. Los escritores ya no se disculpan. Saramago debió haberse disculpado antes de morir.

EMB_9889Junto a Abe en Gettysburg.

[...] Continuar la lectura

Tras los pasos de nadie II

[Crónica]

Por Eduardo Montes-Bradley

De Columbia se emerge victorioso, con suerte al compás de un violín de hojalata: Bluegrass. Hacia el oeste remonta del llano a la sierra Saluda, luego Asheville; al sur (demasiado tarde para eso) Georgia, Savannah, húmeda y cartesiana al oriente, luego el mar. Finalmente al Norte la I-77 que acabará indefectiblemente coqueteando con Charolote. Más allá la inundación de verdes carolinos. La senda es ondulada.

EMB_9416

EMB_9431

EMB_9434

Por aquí varamos en el KIA dos años atrás. Registro de aquella pesadilla fue una crónica provisoria que merced a la piedad editora hoy ya no existe. Mejor así. Los viajes se suceden y uno vuelve a escribirlos como si fuera la primera vez. Siempre es la primera vez. Ahora escribo desde un diner en First Avenue, en la isla que compramos por un puñado de dólares a los indios. El relato viene relegado, regalado. [...] Continuar la lectura

Marx, lector anómalo de Spinoza (VI)

MarxLevine1965Por Nicolás González Varela

“En Hegel la Dialéctica está con la cabeza al revés.

Es necesario darla vuelta (umstülpen),

para descubrir su núcleo racional (rationellen Kern),

que se oculta bajo una envoltura mística (mystischen Hülle).”

(Karl Marx, Das Kapital, 1873)

¿Poner a Hegel sobre sus pies? La tarea de “invertir” la Dialéctica, para anular el Misticismo lógico-panteísta de Hegel, lo sigue teniendo como principio metodológico el Marx maduro. Por ejemplo en su texto de transición de 1859, Zur Kritik der politische Ökonomie Marx autointerpreta como fundamental en su madurez intelectual la crítica a la hipostatización y mistificación de Hegel: “La primera tarea que emprendí con el objeto de resolver mis dudas que me asediaban fue una revisión crítica (kritische Revision) de la Filosofía del Derecho de Hegel…”[1] También en el mismo Das Kapital Marx vuelve sobre su juvenil crítica e inversión de la mistificación hegeliana, aunque hemos evolucionado de la inocente Umschlagen juvenil, pasando por la Umsturz y Umwälzen de su etapa intermedia, a la concreta y revolucionaria Umstülpen/Umkehrung de la Dialéctica materialista: “En Hegel la Dialéctica está con la cabeza al revés. Es necesario darla vuelta (umstülpen), para descubrir su núcleo racional (rationellen Kern), que se oculta bajo una envoltura mística (mystischen Hülle).” La Kritik joven-marxiana, que se remontaba a más de treinta años atrás, ha logrado, según el Marx maduro de 1873, eliminar la forma mistificada (mystifizierten Form) de la Dialéctica hegeliana, que “parece glorificar lo existente” y superarla en una nueva forma racional (rationellen Gestalt). Es la rationellen Gestalt la que permite una “comprensión positiva de lo existente (positiven Verständnis des Bestehenden)” que incluye “la comprensión de su Negación (Verständnis seiner Negation), de su necesaria ruina, porque concibe toda Forma en el fluir de su Movimiento (Form in flusse der Bewegung), por lo tanto sin perder de vista su lado transitorio; porque nada la hace retroceder y es, por su esencia (ihrem Wesen) crítica y revolucionaria.”[2] Para el Marx maduro era plenamente vigente y operativo su trabajo crítico antihegeliano que había desarrollado entre los años 1838 y 1843.

[...] Continuar la lectura

Tras los pasos de nadie

[Crónica]

Por Eduardo Montes-Bradley

Fui buscando apaches y me perdí. La idea de torcer hacia occidente al llegar a Jacksonville volvió a entusiasmarme. Seguir las huellas del muy bovino don Alvar Nunez, volver sobre mis pasos hasta Amarillo, Texas; fijar la vista en los Rockies y escuchar el trino de un Lark Bunting al amanecer. El verano florideño es un flagelo de humedad parasitaria. Escapar a las miserias de aquella infesta península, monstruosa pija en el Caribe, resulta indefectiblemente un escollo. No menos de seis horas hasta remontar el continente a partir de los 30.331 grados de latitud Norte.

¡Norte!

[...] Continuar la lectura

Jitler

[Hoy se cumple un año sin Gabriel. Nación Apache lo recuerda con un breve anticipo de su novela póstuma Jitler, a punto de ser entregada a imprenta. Nada compensa su ausencia.]

Por Gabriel Báñez

Fragmento del Capítulo 2

(…)
El antropólogo alemán, por lo que se sabe, cortó toda vía de contacto con su ex profesor. Decididamente involucrado tanto con la joven de la tribu guayaquí para elaborar su Teoría Cumbre como con la recolección de expresiones orales del folklore sexual de los argentinos, durante más de cinco años evitó la comunicación con los centros académicos del exterior y se sumergió de lleno en el ambiente marginal de La Plata. De este período oscuro casi no hay pistas, apenas unas pocas infidencias testimoniales que hablan de “Un Lehmann-Nitsche cambiado, irritable, mal entrazado y con rastros físicos de la mala vida”. Descuidó sus clases, cambió horarios y hábitos de vida y hasta recibió alguna amonestación severa del Perito Moreno para “reencausar el método de las actividades docentes”. Demacrado y con evidentes signos de inestabilidad emocional –los cambios de humor desconcertaban a colegas y conocidos-, salía por las noches a recorrer bares y prostíbulos, pertrechado únicamente con un inseparable par de lápices Faber, agendas de notas y nombres con direcciones de burdeles. Deambulaba hasta las madrugadas por las zonas portuarias, en especial la de Ensenada del Fuerte de Barragán, donde ya era un personaje reconocible. “El Alemán”, le decían. Había trabado amistad con cafishios y madamas, y bromeaba ante los demás presentándose con palabras aprendidas del lunfardo que pronunciaba con rotundo y exagerado acento extranjero. Las repetía de memoria, luego aguardaba las correcciones de sus ocasionales parroquianos y finalmente las anotaba respetando la fonética. Tomaba notas en pirigundines, mesas de naipes, copiaba de las paredes de los baños públicos y vivía, en suma, para escuchar y registrar. En sus Textos eróticos del Río de la Plata se encuentran rescates valiosos como estrilo, gurda, funche, canfinfle, vacán (consignada con v corta), golombo, buten, estazo, junto a otras del argot más corriente como vento, mineta, misho, bulín, chamuyo y cientos más. Había aprendido a jugar al mus, al truco, y a tomar grapa con mate en las mañanas. Era de contextura fornida, de rasgos fuertes y mirada dominante. Por esta época entró asimismo en una muy intensa aunque premeditada actividad sexual, tan desenfrenada como selectiva, a fin de dar con la intimidad de nuevas voces, nuevos ámbitos. Como bien señaló uno de sus biógrafos: “Su pasión primera fue lexicográfica; su amor absoluto, el lenguaje”. Sea, pero entre las voces y el lenguaje, alguna purgación. Es probable, no seguro.
De las cientos de coplas y relaciones anónimas que rescató, las “Lupanarias” son sin duda las más vulgares y expresivas. Las clasificó en “completas” e “incompletas”, y, entre éstas, introductivas, generales, de él a ella, de ella a él, ella de sí misma, ella de otra, él de sí mismo. También agrupó subcapítulos referidos a “El quilombo”, “Escatológicas”, “Épicas”. Algunos ejemplos de su tarea en todos estos años:

Hermosa concha del mar,
Jabonada y sin espuma,
¡Qué concha tan desgraciada
Que no puede encontrar fortuna!

Si mi concha es desgraciada
Porque no encuentra fortuna,
Más desgraciada es tu tripa
Que no encuentra concha ninguna

La Plata

En las pertenecientes a relaciones incompletas:

Vayan putas al carajo
Con su podrida cajeta,
Que yo tengo buena mano
Para hacerme la puñeta

Buenos Aires