Ingreso

Archivo para agosto, 2009

Argentina: Kirchner y la censura

Por Iñigo Sáenz de Ugarte

Cristina Kirchner parece empeñada en confirmar todos los lugares comunes sobre los peronistas: sin principios, incapaces de aceptar la crítica, dispuestos a emplear todos los resortes del Estado en su beneficio, dueños de una retórica grandilocuente y ridícula… La maniobra de nacionalizar el fútbol argentino está a la altura de los personajes habituales en la comedia argentina. Por decreto, el Gobierno se gastará más de 100 millones de euros para que el fútbol se vea gratis por televisión. Álvarez Cascos estaría orgulloso.

Aún más delirante fue el discurso con el que Kirchner justificó la medida.

“Te secuestran los goles hasta el domingo, como te secuestran las imágenes y las palabras. Como secuestraron a 30.000 argentinos. No quiero más una sociedad de secuestros, quiero una sociedad cada día más libre”.

¿’Secuestrar’ goles es un ataque a los derechos humanos? Decir eso en un país como Argentina, donde la dictadura utilizó un Mundial de fútbol para legitimarse, y hasta comprando un partido como siempre se ha sospechado, supera todos los niveles de incredulidad incluso allí. Bueno, al menos no torturaban a los detenidos durante los partidos de fútbol. Eso que salieron ganando. [...] Continuar la lectura

Dos documentales

Martes 1/9 en la Carpa de la 5ta. Feria del Libro en Plaza Houssay (Uriburu y Paraguay), Buenos Aires.

(a las 11 hs) “¿Adonde va la gente? Buscando el público de Buenos Aires”
Documental – 37 minutos

Dirigido por Beatriz Couto
Investigación: Ana Wortman
Comentarista: Karina Benito

A través de recorridos por espacios culturales heterogéneos, centros culturales barriales, bibliotecas populares, actividades en la calle,  nos proponemos mostrar el dinamismo de los públicos de actividades artísticos culturales e intelectuales que se desarrollan en la ciudad de Buenos Aires. Si bien se filman imágenes de actividades culturales masivas, como la Feria del Libro o la exposición de las galerías de arte de Buenos Aires, ARTEBA, el énfasis del documental está puesto en mostrar la conformación de una esfera pública cultural paralela promovida por espacios culturales autogestionados, derivado de iniciativas de individuos o colectivos que no cuentan con apoyos económicos, aunque muchas veces ante la crisis laboral que atraviesan las clases medias, se constituyen en pequeñas empresas o cooperativas culturales.  Así la cultura o la participación en actividades culturales parece constituirse como una nueva forma de ciudadanía, que reclama por derechos culturales en un contexto de empobrecimiento y prevalencia de valores materiales.  Muchas veces estos espacios se proponen como alternativos a la oferta de la gran industria cultural atravesada por la concentración mediática.  Los públicos de estos espacios no solo recurren a ellos por la gratuidad, sino también por la posibilidad de establecer lazos sociales.

(a las 12.45 hs) “Corralito Corralón. Historias de la protesta contra el corralito en Mar del Plata”
Documental – 67 minutos

Dirigido por Beatriz Couto
Investigacion: Marcelo Gomez
Comentarista: Ana Wortman

A partir de comienzos del 2002 los ahorristas marplatenses protagonizaron una de las experiencias de lucha más impactantes de ese período crítico de nuestro país. Utilizando formas osadas de escrache, sabotaje y teatralización durante tres años, un grupo de depositantes caracterizados por su elevada edad promedio, por la participación de mujeres, enfermos y jubilados logró vencer todos los obstáculos y maniobras urdidas por los  bancos y los poderes públicos para perpetrar la incautación de sus depósitos. El documental intenta mostrar las formas de protesta, las estrategias desplegadas por el movimiento y las vivencias de tan peculiares protagonistas de esta historia de lucha donde resuena la eterna  epopeyade David y Goliath.

El circo literario

gracq-portadaPor Sergio del Molino

Julien Gracq, La literatura como bluff. Editorial Nortesur

Con el fin del verano se acaban los romances, las noches se hacen más largas, Chanquete la diña y Julia vuelve a pedirle a Pancho que pose desnudo para ella. Y con el fin del verano se acaba la insoportable sequía de novedades editoriales. Las librerías, que han respirado un poco, sacuden el polvo a los estantes y hacen hueco para la marabunta otoñal. Las imprentas trabajan en estas fechas a toda máquina para que, en cuanto acabe la campaña de los libros de texto, arranque la temporada literaria, con sus presentaciones, sus imprescindibles, sus clásicos, sus descubrimientos y sus grandes esperanzas blancas.

Pero antes de que los acróbatas y los domadores del circo literario vuelvan de vacaciones y abran la taquilla de su carpa, la editorial Nortesur (apostillaría la exquisita editorial Nortesur, pero sería una adjetivación redundante: todo lo que saca este joven sello barcelonés es ambrosía pura) nos da una oportunidad de redención con la muy atinada publicación de La literatura como bluff, del francés Julien Gracq, un microlibro (apenas 80 paginitas de nada) que seguramente pasará desapercibido y cuya invisibilidad me gustaría evitar en la medida de mis modestísimas posibilidades. [...] Continuar la lectura

Malcolm Lowry poeta

eltruenolowryAnticipo editorial: El trueno más allá del Popocatépetl

Malcolm Lowry (Birkenhead, Cheshire, 1909-Ripe, Sussex, 1957), hijo rebelde de una familia acomodada, estudió filosofía en Cambridge. Novelista y poeta, su vida itinerante –viajó como marinero por Extremo Oriente, residió en Cuernavaca (México), Hollywood, la Columbia Británica e Italia– estuvo marcada por el alcoholismo y por numerosos accidentes y pérdidas de manuscritos. Tusquets Editores cuando se cumplen cien años del nacimiento de Lowry, publica, en una nueva traducción, Piedra infernal, novela inspirada en un episodio autobiográfico. “Complemento a la vez que quintaesencia de su obra narrativa, la poesía de Malcolm Lowry no ha sido hasta el momento valorada, ni leída, como se merece. Tal vez era necesario que un poeta de la talla de Juan Luis Panero seleccionara sus poemas más significativos para que el lector pudiera disfrutar de sus imágenes y evocaciones, estrechamente relacionadas con la biografía de Lowry y, por supuesto, con su obra, en particular con su novela Bajo el volcán.”

Después de la publicación de Bajo el Volcán

Qué horrible es el éxito,
peor que ver tu casa en llamas
y las vigas cayendo, una tras otra,
mientras asistes, sin testigos, a tu condena.
La fama, como una borrachera, consume lo mejor de ti mismo
y, sórdida, te muestra que sólo trabajaste para ella.
Ojalá que nunca me hubiera besado esa puta,
y haber seguido siempre en las sombras de la destrucción y el fracaso.

Cuando estudiaba con Enrico Fermi

george_steiner1-769650-769677Entrevista a George Steiner

“En los bolsillos de los que se suicidan se encuentran los libros de filósofos como Hegel o Nietzsche, o Marx, no los de Carnap, Hempel o Kripke…”

Por Pier Giorgio Odifreddi(*)

George Steiner es la encarnación del estereotipo del judío errante, políglota y ciudadano del mundo. Personaje controvertido, considerado por algunos el hombre más culto del mundo y por otros un compendio de vacía erudición, ha escrito innumerables libros que entremezclan literatura, crítica literaria y filosofía en una singular mixtura, ejemplificada por obras como La muerte de la tragedia (1961), Después de Babel (1975), Presencias reales (1989) y Gramáticas de la creación (2001). En la presente entrevista George Steiner nos habla sobre las problemáticas que plantea la ciencia, hacia la cual, en sus obras, se trasluce un profundo interés.

¿Es verdad que Usted comenzó sus estudios universitarios en ciencias naturales?

Sí, es verdad, en la universidad de Chicago. En 1948, cuando llegué allí, a los grandes científicos les gustaba impartir los cursos introductorios; de tal suerte que tuve a dos premios Nobel, Enrico Fermi y Harold Clayton Urey, como profesores de física y química. Me hubiera gustado continuar pero, desgraciadamente, carecía del suficiente background matemático. [...] Continuar la lectura

17 grises

image001

Presenta Desventuras de la política, mañana, en Bahía Blanca. El proyecto aquí.

Masacre en Bagua, Perú

3Por Brutus

[No me vengan con que una imagen vale más que mil palabras, ni que el valor del documento mantiene fresca la memoria. Nada de eso, ridículos impostores del juego virtual: en Perú, el gobierno de Alan García ha cometido una masacre, bajo el signo de la Escuela de las Américas, y todos sus planes condorito disfrazados de corderos. Lo que sigue, es un documento gráfico de esa jornada. Vean, ustedes, parientes genéticos del invasor, qué hace la historia condensada en la razón del poder. Respeto el texto original que me fuera enviado junto con las fotos, por un colaborador anónimo.]

Las fotos son terribles, pero porque lo que sucede en Perú es terrible…
Hace 500 años que los pueblos originarios  son atacados por no querer convertir sus tierras en mercancías…
Aún así su resistencia, su larga resistencia continua…
Repudiemos la feroz masacre del fascista Alan Garcia y sus compinches, de acá y allá…
Hagamos circular esta información… [...] Continuar la lectura

Cómo nuestro cerebro nos hace adictos a Google

El neurotrasmisor llamado dopamina es el que hace que seamos adictos a la búsqueda.

Nuestros cerebros están hechos para que sea más fácil estimularlos que satisfacerlos.

Por Emily Yoffe* (SLATE)

Búsquedas. No puedes parar de hacerlas. A veces uno siente como si las necesidades básicas de comer y dormir o el deseo sexual hubieran quedado invalidados por una necesidad nueva de gadgets de información electrónica. Nuestra curiosidad es tan insaciable que recabamos información incluso aunque nos pueda traer problemas. Las búsquedas en Google están comenzando a motivar que se declaren juicios nulos porque los jurados, oídas las declaraciones, ignoran las instrucciones de los jueces y se ponen a buscar los hechos por su propia cuenta y riesgo. Buscamos información que ni siquiera nos interesa.

Algunos no pueden vivir sin internet.

Nina Shen Rastogi escribió la siguiente confesión en un blog de Double X: “Mi novio ha amenazado con dejarme si sigo sacando a toda prisa mi iPhone para buscar al azar anécdotas de famosos cuando salimos a cenar”. Hemos llegado al punto de preguntarnos si estamos bien de la cabeza. La periodista Virginia Heffernan aseguró en el New York Times que llegaba a estar tan obsesionada con los posts en Twitter sobre la detención de Henry Louis Gates que se pasaba días “actualizando como una loca con el resultado de mi búsqueda”.

En el fondo somos como esas míticas ratas de laboratorio que presionaban una palanca sin parar para procurarse una descarga eléctrica en el cerebro. Mientras tecleamos en nuestros motores de búsqueda, parece que estamos estimulando el mismo sistema cerebral que los científicos descubrieron por casualidad hace más de 50 años al explorar cráneos de rata. [...] Continuar la lectura

Nietzsche y el Comunismo (IV): Contra el iluminismo popular

nietzschekommunismus2Por Nicolás González Varela


Maldición de la Modernidad


“Pero, preguntando una vez más: ¿qué se quiere? Si se quiere una meta, se han de querer los medios; si se quieren esclavos – ¡y se necesitan! -, no se les tiene que educar para ser Señores.” (F. Nietzsche, Nachlass)

Hemos estado analizando la serie de conferencias públicas sobre la educación en la Alemania del IIº Reich, ante un selecto auditorio de personalidades intelectuales y líderes políticos conservadores que Nietzsche realizó a lo largo de 1872 durante su estadía en Basilea. Son las últimas intervenciones político-polémicas del filósofo en la arena pública y paralelas al desarrollo de varios escritos importantes, en especial El nacimiento de la Tragedia, y preludio a sus futuras Consideraciones Intempestivas. Al parecer tuvo un público numeroso, que le permaneció fiel a lo largo de sus exposiciones, según el propio Nietzsche señala al editor de Wagner, Fritzsch “este invierno he dado… seis conferencias públicas… Cada vez tuve aproximadamente 300 oyentes: desde los lados más diferentes se me ha exhortado a imprimir estas alocuciones. Y también yo tengo gran interés en que se impriman bien y bellamente.” En realidad no fueron seis, sino cinco: Nietzsche se cansó y suspendió la última conferencia sin explicaciones para irse al lago de Ginebra con su amigo Immermann. Diremos que unas conferencias ignoradas o subestimadas por el canon del Nietzschéisme, a pesar que el gran biógrafo, Janz, señala que “con estas conferencias Nietzsche toma definitivamente el derrotero en el que lo habremos de ver hasta el final.” La tercera conferencia, la Dritter Vortrag, tuvo lugar el 27 de febrero de 1872 y la consideramos la parte práctica del programa reaccionario del Partei Wagner centrada en mostrar los efectos degenerados y decadentes de la formación y educación universal de los ciudadanos. Nietzsche no tolera los “gastos extras” del dominio burgués, no consiente semejantes reformas ni tolerancia socrática para aceitar la máquina del estado bourgeois. Y su prognosis es inquietante: “La ‘Formación General’ (Allgemeine Bildung) no es más que un estadio previo del Comunismo (ein Vorstadium des Communismus): por esta vía la formación se debilita tanto que ya no puede prestar ningún privilegio (Privilegium)… La formación más general, es decir: la barbarie (die Barbarie), es precisamente el presupuesto del Comunismo (die Voraussetzung des Communismus)… El profesor de filología no duda en derivar un programa práctico para la coyuntura del IIº Reich de Bismarck. Un Bismarck que había despertado tantas esperanzas en el propio Nietzsche. En esto también coincidimos con la apreciación de Janz que en estas conferencias “se presenta con sus reivindicaciones crítico-culturales, que también contienen una buena dosis de crítica social.” Por supuesto: el Nietzschéisme las ignora completamente: ninguno de sus hagiógrafos o comentaristas (de Kaufmann a Vattimo) se digna ni siquiera en comentarla, salvo para descartarlas como Derrida (en el capítulo “Otobiographies” de su libro L’oreille de l’autre de 1982) o para subinterpretarlas como Giorgio Colli. [...] Continuar la lectura

Jorge Luis Borges y Adolfo Ruiz Díaz, una evocación(*)

borges20by20diane20arbus-798844Por Rodolfo Modern

Los estudiosos e interesados en general pueden disponer ahora de una profusa bibliografía acerca de la obra de Borges. Y no solo en castellano. Junto a Julio Cortázar, aunque en mucho mayor medida, es el autor argentino que merece una atención y lectura universales, aunque acotado al mundo de los creadores, de los profesores y de un no masivo público provisto de un paladar espiritual refinado.

Por supuesto que no siempre fue así. Regresado a la Argentina desde Europa publicó su primer libro, que era de poemas, Fervor de Buenos Aires, en 1923. Contaba entonces veinticuatro años de edad. Luego fue dando a conocer sus obras donde alternaban la poesía y la prosa ensayística. A partir de la década del 40 se fue volcando al cuento, sin descuidar los otros géneros. Esto es sabido, y no resulta ocioso señalar que hasta la década del 50 su obra no fue conocida ni mucho menos difundida entre el gran público lector. Aunque ciertamente gozaba de nombradía, con admiradores y detractores incluidos, y ya desde mucho antes participaba en la vida literaria, aquella que coincidía con su naturaleza e intereses más hondos en los marcos de una existencia singularmente polémica en el plano literario.

[...] Continuar la lectura

La locura de conservar la Idea de Dios

Por Daniel Dennett (*)

No hay que preservar el mito de Dios – se trata de un útil muleta, pero la humanidad ya la ha superado

La cuestión fundamental es: ¿Hay que creer en las creencias? Como explico en el capítulo de con el mismo título de mi libro Rompiendo el hechizo, la “creencia en la creencia” es un fenómeno común no restringido a las religiones. Los economistas reconocen que la buena moneda depende de que la gente crea que la moneda es buena, y los científicos reconocen que la objetividad actual de los estudios científicos sobre el calientamiento global es políticamente impotente a menos que la gente crea en esa objetividad. En consecuencia, economistas y científicos (entre otros) dan pasos para fomentar y proteger tales creencias que consideran benignas. Esto es actuar de acuerdo con la “creencia en la creencia”.

[...] Continuar la lectura