Ingreso

Articulo

Postales de un Congreso de Cultura #2

Por Maximiliano Tomas

[La primera parte de este artículo se encuentra acá.]

Preguntábamos: ¿qué debe ser un congreso de cultura? ¿Quiénes deben hablar, exponer, debatir en un congreso de cultura? Quedó dicho: según la grilla de programación, el 25, 26 y 27 de agosto en Mar del Plata iban a intervenir sólo los administradores de la cultura oficial –había un solo escritor invitado, Mempo Giardinelli, algún cineasta, como el homenajeado Leonardo Favio–, y casi ningún otro artista. Era llamativo, pero no necesariamente condenable. Podía ser interesante escuchar las propuestas sobre financiamiento y desarrollo cultural de boca de los funcionarios nacionales y provinciales. La cosa no empezó mal: a las 10 de la mañana del viernes el secretario de Cultura José Nun se despachó con un extenso y erudito discurso en el que opuso las nociones de alta y baja cultura y habló contra la “ideología de las Bellas Artes”. Destruir el duro núcleo de la cultura de elite, aclaró, era el norte de su gestión. “Llevar la cultura a la gente”, “descentralizar”, “informar” y “promover las innovaciones” fueron algunas de sus ideas –si no nuevas, al menos claras en cuanto a gestión y políticas culturales.
(Digresión obligada: Nun fue el primero en utilizar la palabra “federal”, término fatigado en extremo a lo largo de tres días. Pero sobre todo fue el primero –de una extensa lista que incluyó a Jorge Coscia, Felipe Solá, Cristina Fernández de Kirchner, Horacio González y Leonardo Favio– en mencionar como referencia intelectual a Arturo Jauretche. ¿Se convirtió Jauretche en una suerte de aforista polirrubro, un comodín del pensamiento? ¿O esta coincidencia está señalando algo más profundo? ¿Será Jauretche el espejo de la política en materia cultural del gobierno de Néstor Kirchner?)
La primera decepción llegó al mediodía con la mesa “Las políticas de descentralización, la legislación y el financiamiento de la cultura”. Un título demasiado atrayente para lo que resultó siendo la exposición de Coscia, legislador y ex director del INCAA, en la que sólo se abocó a reseñar su experiencia al frente del Instituto de Cine y recomendar ese modelo de gestión, de manera implícita, para financiar la industria editorial (en clara alusión al proyecto que él mismo impulsa en Diputados, el Instituto del Libro, al que se oponen las grandes editoriales).
La apertura oficial –el plato fuerte del día– arrancó a las siete de la tarde. Cristina Fernández, Alberto Fernández, Nun, Felipe Solá y el intendente de Mar del Plata, Daniel Katz, ocuparon la mesa del auditorio principal. Palabras de rigor y algunos chistes de Solá antes del momento más esperado, la intervención de Cristina Fernández. Hay que decirlo: esta mujer ejerce sobre el público un efecto carismático inmediato –efecto, por otra parte, de larga raigambre peronista. Sólo viéndola en persona se entiende a los que la proponen como candidata para  2007. Escuchándola en vivo (sus menciones, como al pasar, a la “cultura letrada”, al “campo cultural”, al “ejercicio intelectual”), uno no puede dejar de envidiar esa virtud que sólo pueden exhibir los políticos genéticos: cómo se puede hablar tanto y tan bien, con tanta eufonía junta, seducir y convencer a una platea de dos mil personas sin decir, en verdad, casi absolutamente nada. “La cultura implica identidad”, arengó la senadora, y cerró la primera jornada del Congreso, en medio de una ovación.

Publicado en el suplemento de Cultura de Perfil el domingo 10 de septiembre de 2006.

Comentarios (2 comentarios)

[...] [La primera y segunda parte de este artículo se encuentran acá y acá. La intervención de Luis González Bruno está acá. La de Fogwill, acá.] [...]

NACION APACHE » Blog Archive » Postales de un Congreso de Cultura #3 / septiembre 18th, 2006, 12:27 am / #

[...] (Publicado en el suplemento de Cultura de Perfil el domingo 10 de septiembre de 2006 y en Nación Apache). [...]

Postales de un congreso de cultura (II) « Tomas Hotel / noviembre 24th, 2006, 10:37 am / #

Dejar un comentario