Ingreso

Articulo

Turismo cultural

Por Fogwill

Aun costo declarado de un millón de pesos, acaba de realizarse en Mar del Plata el Primer Congreso de Cultura.
La palabra “primer” sugiere que el encuentro volverá a realizarse, y en efecto, la Secretaría de Cultura de la Nación, contempla su reedición para mediados de 2008.
La palabra “congreso” lleva a imaginar una participación amplia dispuesta a dialogar y a debatir, pero en esta edición fundacional, no hubo diálogo ni “tribuna” en el sentido clásico de la expresión, sino en su sentido futbolístico, que bien se puede aplicar al millar de espectadores que desde plateas y populares contemplaron el menú preparado por las autoridades.
Cuando escucho la palabra “cultura” quito el seguro de mi imaginación y tiendo a pensar en filósofos, antropólogos, bailarinas (lindísimas), escultores curtidos, pintores salpicados, escritores desorientados o famosos, cineastas de culto, violinistas y músicos en general, compositores, sopranos –gorditas pero muy aceptables–, actrices y directores teatrales, folkloristas aún ignotos que dentro de 50 años serán figuras de culto como lo son ahora en mi santoral el Cuchi, el Chango Rodríguez –fundador de Córdoba–, o Remo Pignoni de Rafaela. Pero no: nada eso pintó por este “congreso”.
El 95 por ciento de los asistentes estuvo compuesto por empleados públicos de las distintas reparticiones nacionales, provinciales y municipales llamadas secretarías o subsecretarías de Cultura que ni abrieron la boca, como si hubiesen viajado y se hubieran hospedado y alimentado sólo para aplaudir a los compañeros Cristina Fernández y Hugo Moyano, al reciente compañero José Nun, que presidieron el evento.
Del resto no se sabe mucho y ni figura en las gacetillas de prensa y en la página web (http://www.congresodecultura.com.ar/) salvo los cineastas Getino y Favio, que fueron justificadamente homenajeados. Mis colegas escritores no estuvieron allí y la mayoría ni se enteró. Yo me enteré tarde. No porque tardé en enterarme, sino porque la noticia del evento se difundió con 30 días de antelación, y en las bases para participar se exigía que eventuales ponencias debían ser presentadas con 60 días de antelación.
En un reciente reportaje, el secretario José Nun dijo que por un momento tuvo la tentación en llamar al encuentro “¡Cultura, Carajo!”. Prefirió este otro nombre, reservándose el insulto para los contenidos de su mensaje a la cultura.
La senadora y primera dama celebró el encuentro como “un espacio de discusión a nivel nacional y federal para abordar un tema que siempre se abordó desde el campo de las bellas artes y la cultura de elite”. A la vista de este congreso habría que pensar en un proyecto oficial de abordar la cultura desde lo nacional y federal, es decir, desde la burocracia administrativa que rechaza la cultura de elite, pero dispone de honorarios de elite para contratar consultores internacionales de elite como Toni Puig, para lucirlos en el evento.
El dirigente gremial De Genaro, que compartió una mesa con Hugo Moyano, celebró la presencia en el evento de “tantos compañeros” con los que hizo un diagnóstico preciso del congreso. No era un encuentro con trabajadores de la cultura, sino de trabajadores de las oficinas de cultura.
El Secretario de Cultura cerró su congreso llamando a redistribuir la riqueza mediante el impuesto a la herencia. Es bueno recordar que la supresión de ese impuesto en 1976 corrió por cuenta del ministro Martínez de Hoz en vísperas de la muerte de su padre. Pero también vale la pena recordar que si cuatro o cinco gobiernos constitucionales no han podido con él a pesar de la recomendación casi unánime de los economistas, la cultura, tan desacreditada como queda con tantos “¡carajos!” no es un buen argumento para restablecerlo.

Este texto fue publicado por el diario La Voz del Interior el 3 de septiembre de 2006.

Comentarios (6 comentarios)

¿De Genaro y Moyano saben escribir?
Y después critican al gobierno por el elevado índice de analfabetismo. Qué descaro…

Omar / septiembre 7th, 2006, 2:40 pm / #

Omar, no arruinemos una nota tan lograda con un comentario tan gorila carajo!

Hamlet / septiembre 11th, 2006, 6:02 pm / #

Vuelve Cerdos & Peces ?

ignacio / septiembre 14th, 2006, 5:26 pm / #

Hasta donde conozco, Moyano no sabía escribir. De Gennaro, después de su abrazo con el camionero en Mar del Plata, por ahí aprendió…

Pablo E. Chacón / septiembre 16th, 2006, 5:13 pm / #

[...] [La primera y segunda parte de este artículo se encuentran acá y acá. La intervención de Luis Gnzález Bruno está acá. La de Fogwill, acá.] [...]

NACION APACHE » Blog Archive » Postales de un Congreso de Cultura #3 / septiembre 18th, 2006, 3:57 pm / #

No entiendo nada de nada, carajo… de què estàn hablando?

sandy / noviembre 19th, 2006, 9:30 pm / #

Dejar un comentario