Ingreso

Articulo

Lavalle y Esmeralda 3 am

Por Alberto Cuenca

de todo cae por esa esquina
donde convergen fe y desengaño
donde abundan rostros de geografías indeterminables
infancias infelices… borrosas… lejanas
labios cargados de mentiras
presas, carceleros y verdugos impíos
que agitando péndulos soberbios
activan deseos y guillotinas

turbia la vida en esta parte de la noche
devoradora de crepúsculos latentes
y soledades raídas
la indiferencia duele justo ahí
donde sangra la herida absurda
y el amor no dobla la esquina

cada nueva promesa vale algo menos
siempre es un poco más que tarde
porque el tiempo ya pasó por este lugar
todos ponen
nadie gana
se juega por jugar
por una parte de esta vida
vidriera de miserias
náuseas y adherezos
melange absorta
ya sin vida
todo el resto en una jugada

la chica sueña una vez más
con el melancólico francotirador
de pompas de jabón
igual que ayer y mañana
el payaso monta su número
a la espera de una estúpida mirada
que lo sostenga

todos arrastran una valija vacía
lucen una máscara inerte
y dan vueltas y vueltas
llenando cada noche su piel de rocío

Comentarios (2 comentarios)

Me encantó el poema…Cala hondo en el espíritu de esta nostálgica ciudad….

alba / abril 19th, 2007, 5:05 pm / #

bellisimo, profundo, casi celestial. El alma de quien lo escribiò tiene algo que… es mejor….
A la ciudad la hacen las personas….

Alicia / noviembre 18th, 2007, 10:07 am / #

Dejar un comentario